M√°s de la mitad de los espa√Īoles dejar√≠a de comprar productos chinos tras el virus por el enga√Īo al qu√© nos han sometido

0
252

Los animales se convirtieron en los¬†reyes de las calles¬†y los¬†ni√Īos, en la mayor arma de destrucci√≥n de un ‘bicho’. El nuevo coronavirus ha puesto al mundo patas arriba, y el ‘orden mundial‘ no est√° exento de ese viraje. La mayor√≠a de los espa√Īoles (56%) ya percibe que¬†China¬†ha ara√Īado la primera posici√≥n del¬†liderazgo econ√≥mico mundial¬†a¬†Estados Unidos. Pero, eso no significa que le quieran dar su apoyo. Empresas e instituciones del pa√≠s asi√°tico se han visto envueltas en pol√©micas con Espa√Īa por la entrega de¬†material sanitario defectuoso¬†durante la crisis y los ciudadanos han tomado nota. Cada vez son¬†menos los¬†espa√Īoles¬†que se muestran dispuestos a¬†comprar productos ‘made in china’, seg√ļn un sondeo de Metroscopia.

En concreto, m√°s de la mitad de los ciudadanos (51%) considera¬†menos probable¬†que antes adquirir productos fabricados en China; un 44% declara que su anterior confianza en sus servicios se¬†mantiene invariable; y solo un 5% afirma que su buena percepci√≥n hacia el gigante asi√°tico¬†ha incrementado” durante la pandemia. Lo cierto es que todos los ojos se han posado sobre el gigante asi√°tico en estos meses porque, al ser el primer pa√≠s en sufrir los efectos del virus, ha sido el primero en recuperarse de la cepa y activar su industria. En este panorama se convirti√≥ en¬†uno de los pocos proveedores de material sanitario¬†a nivel mundial, dejando poco margen de maniobra al resto de naciones afectadas para decidir con qu√© armas combatir sus brotes. Las opciones para muchos eran y son China o China, y para el nuevo l√≠der mundial, el √©xito o el fracaso en su debut como capit√°n.

Los test de la discordia

No fue un solo lote. El mayor quiebre de confianza entre Espa√Īa y China se produjo porque el¬†Ministerio de Sanidad¬†se vio obligado a romper el contrato con la empresa¬†Bioeasy¬†tras constatar que los dos¬†env√≠os de test¬†de detecci√≥n del virus que la compa√Ī√≠a entreg√≥ al Estado no cumpl√≠an con los¬†est√°ndares de calidad¬†exigidos.¬†La eficacia de las pruebas rondaba el 30% cuando las especificaciones estipulaban que deb√≠a superar el 80%. El Gobierno de Xi Jinping se desmarc√≥ de los empresarios al asegurar que¬†estos no forman parte de su lista de proveedores avalados, pero la desconfianza qued√≥ sembrada.

Hay m√°s…¬†El¬†retraso de 10 d√≠as¬†del¬†avi√≥n¬†procedente del pa√≠s asi√°tico cargado de material sanitario para auxiliar a los hospitales de la Comunidad de Madrid tampoco dej√≥ una buena imagen en los espa√Īoles. La presidenta madrile√Īa,¬†Isabel D√≠az Ayuso, atribuy√≥ la demora a¬† “imprevistos” como la dificultad de adquirir material en un mercado “desbordado” o los problemas para realizar directamente las compras, pero no ‘salv√≥’ a sus socios. El oscurantismo de las transacciones en medio de un periodo de incertidumbre levant√≥ el recelo de los espa√Īoles hacia las t√°cticas comerciales del Gobierno chino en un periodo tan fr√°gil para la humanidad.

El aumento de la desconfianza hacia China registrado en las √ļltimas semanas es alto, pero¬†no termina de minar los puentes¬†construidos con el pa√≠s asi√°tico en los √ļltimos a√Īos. Los ciudadanos todav√≠a lo consideran un socio importante para salir de el caos financiero que se avecina, aunque no sea el √ļnico candidato para posar en las pr√≥ximas fotos de familia de los convenios tras la crisis. La C√°mara de Comercio de Espa√Īa augura que¬†el pa√≠s¬†no recuperar√° los niveles de bienestar¬†anteriores a la llegada de la Covid-19 hasta el a√Īo 2023, es decir, hasta el √ļltimo de esta legislatura.¬† Espa√Īa necesitar√° de los mejores aliados para sobrellevar este periodo.

¬ŅA qui√©n pedir un salvavidas?¬†En este punto parece haber un empate. El 38% de los espa√Īoles considera que es una ventaja apoyarse en las relaciones con China durante el¬†proceso de reconstrucci√≥n, y el mismo porcentaje respalda recurrir a Estados Unidos. Ambos pa√≠ses han tenido manejos de la crisis muy dispares, con sus aciertos y errores. China estableci√≥ un¬†confinamiento estricto¬†durante el pico de su brote, pero las sospechas de que ocult√≥ la peligrosidad del virus y que este fue creado en uno de sus laboratorios de Wuhan han empa√Īado su gesti√≥n. Por otro lado, los volantazos de¬†Donald Trump¬†-la Covid pas√≥ de ser solo una gripe a un verdadero peligro- y su ‘encierro’ m√°s laxo le trajeron cr√≠ticas, pero su velocidad para cortar toda la comunicaci√≥n a√©rea con Europa durante el estallido del brote han hecho que algunos tomen su lado. Los espa√Īoles parecen¬†igual de atra√≠dos o asustados¬†hacia el m√©todo Trump y el de Xi Jinping como caminos para¬†sanar el roto en los bolsillos que ya se siente y terminar√° de llegar con la ‘nueva normalidad’.

Pase lo que pase, el sondeo demuestra que los espa√Īoles consideran a China¬†una potencia, ven oportuno apoyarse en ella, pero disminuir√≠an el consumo de los productos de sus empresas por la¬†mala reputaci√≥n¬†que han adquirido durante la pandemia. El √ļltimo punto no es favorable, pero los primeros dos constatan que China¬†podr√≠a jugar un papel importante¬†en el futuro pr√≥ximo de Espa√Īa. El bar√≥metro de Metroscopia explica que “este llamativo¬†auge de la credibilidad¬†y prestigio de China en nuestra sociedad parecer√≠a avalar el √©xito, tambi√©n aqu√≠, de la decidida estrategia global de comercio e influencia desplegada por dicho pa√≠s durante la √ļltima d√©cada”. Los investigadores aseguran que “desde 2013, China ha llevado a cabo una ambiciosa¬†estrategia de desarrollo global¬†(la Belt and Road Initiative ‚ÄďBRI‚ÄĒconocida tambi√©n como la ‘nueva ruta de la seda’), cuyos efectos se har√≠an ahora sentir tambi√©n en Espa√Īa”.

China ha logrado¬†establecer redes comerciales¬†por todos los rincones del mundo durante la pandemia. Desde que inici√≥, las empresas que operan bajo las reglas del mandatario Xi Jinping han¬†surtido de material sanitario¬†a pa√≠ses como Espa√Īa, Paraguay, Cuba, Reino Unido, Rusia, Italia, Alemania, Francia… Al ser el primer territorio recuperado ha podido posicionarse al frente de la gesti√≥n de aspectos importantes. Solo el tiempo dir√° si el liderazgo marcado por los espa√Īoles permanecer√° tras la pandemia o¬†Estados Unidos le arrebatar√° el trono¬†cuando logre bajar la tensi√≥n en su pa√≠s, que actualmente cuenta con el mayor n√ļmero de contagiados en el mundo.