El Plan Presupuestario remitido a Bruselas este jueves establece varios ajustes fiscales, entre los que destaca el incremento del IVA de las bebidas azuacaradas y edulcoradas del 10% al 21% con el objetivo «de favorecer hábitos más saludables», según ha anunciado Hacienda en una nota. Además el documento fija una previsión de crecimiento del 7,2% para España el próximo año, que elevan al 9,8% por el impacto del Plan de Recuperación presentado hace unos días.

El Plan Presupuestario también recoge el aumento gradual del permiso de paternidad que se eleva de 12 a 16 semanas, lo que permite la equiparación con los permisos de maternidad. Esta medida «supone un avance más hacia la igualdad real e implica que, por primera vez, los padres y las madres tendrán derecho a las mismas semanas de permiso».

El documento también recoge el impacto del Ingreso Mínimo Vital (IMV), una prestación para luchar contra la pobreza «que estaba prevista en el acuerdo de Gobierno y que fue acelerada para ayudar a las personas más vulnerables durante la crisis. Se trata de una prestación que se consolida en 2021 y que permite reforzar el Estado de Bienestar».

Además el Gobierno ha asegurado en su comunicación a la Comisión que el déficit se recortará en 3,6 puntos el próximo año hasta situarse en el 7,7% del PIB, lo que achacan al crecimiento económico previsto y a una recuperación de los ingresos fiscales. Además de incluir en los Presupuestos de 2021 una primera entrega del Plan de Recuperación de 27.000 millones de euros a cargo de los futuros fondos europeos.

En este sentido, han explicado a las autoridades comunitarias que el Plan también incluye una revalorización de las pensiones para «garantizar» el poder adquisitivo de los jubilados, así como la «implementación plena» del Ingreso Mínimo Vital.

Por otra parte, el Ejecutivo ha estimado las medidas anticovid desarrolladas hasta la actualidad en más de 210.000 millones de euros.

El Plan Presupuestario contempla que la ratio de ingresos sobre PIB se sitúe en 2021 en el 40,3%, frente al 41,7% de 2020. Este descenso en la ratio es consecuencia del mayor aumento del PIB el próximo año, ya que los ingresos en términos absolutos en 2021 se incrementarán en 33.447 millones de euros respecto a 2020. Un aumento de los ingresos públicos que se explica por la mejora de la economía y la actividad y, en menor medida, por las medidas fiscales que se aplicarán a partir del próximo ejercicio.

El impacto estimado del conjunto de medidas fiscales y de la nueva ley contra el Fraude fiscal se sitúa en 6.847 millones en 2021 y en 2.323 millones en 2022 en criterio de caja.

Por ejemplo, en 2021 se aplicará el impuesto sobre Determinados Servicios Digitales y el impuesto sobre Transacciones Financieras, quefueron aprobados recientemente por el Parlamento y que permitirán modernizar el sistema fiscal y adaptarse a la nueva realidad económica. El próximo año también se impulsará la fiscalidad medioambiental, en línea con las recomendaciones de la Comisión Europea. En este contexto, se enmarca la creación del Impuesto sobre Envases de Plástico de un solo uso, que ya ha superado el trámite de información pública.

 

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad