Miembros de la USECIC repartiendo mascarillas.

 

RESPUESTA DEL DEFENSOR DEL PUEBLO

En su respuesta, el Defensor indica que “esta institución no puede sino compartir su criterio respecto de la urgente necesidad de que se proporcionen todos los medios de protección adecuados al personal de la Guardia Civil, y también al resto de las fuerzas y cuerpos de seguridad así como a los miembros de las fuerzas armadas, y a cuantos en la presente situación, además del personal sanitario, prestan servicios esenciales frente a la pandemia asumiendo los riesgos que ello conlleva y posibilitando con su esfuerzo y sacrificio la seguridad, el orden y la atención sanitaria y el mantenimiento de los servicios esenciales”.

Pero tras mostrar su acuerdo con las reclamaciones citadas por AUGC, el Defensor matiza que “sin embargo, ante la limitación de medios deben ser las autoridades sanitarias competentes las que determinen la gestión de los recursos disponibles y quienes establezcan las prioridades en su empleo, decisiones estas en las que, por las razones antes expuestas, esta institución no considera pertinente interferir”.

Desde AUGC debemos reiterar que seguiremos reclamando que los guardias civiles dispongan lo antes posible del material de protección y los medios organizativos adecuados para protegerse ante esta pandemia y proteger así al resto de ciudadanos, algo que, como reconoce en su respuesta el Defensor del Pueblo, constituye una “urgente necesidad”.

 

AUGC está realizando un enorme esfuerzo en distintos ámbitos para que la Guardia Civil vele por la salud y seguridad de los miembros del Cuerpo, que además de ser una cuestión prioritaria en una crisis sanitaria como la actual es una obligación legal basada en el derecho a la protección de la salud y de riesgos laborales.

Esta protección ha de iniciarse con la dotación de todos los medios de protección que han establecido, como eficientes, las autoridades sanitarias, especialmente para quienes ejercen la profesión policial, pues han de llevar cabo su servicio con un mayor riesgo real para su salud. Esto supone la protección del derecho fundamental a la vida, a la integridad física y moral y a la protección a la salud, recogidos en los artículos 15 y 43 de la Constitución Española.

En el actual escenario, y ante, en ocasiones, la falta de medidas satisfactorias a los problemas de los guardias civiles, y en otras la ausencia de respuestas. AUGC está desarrollando una labor sin precedentes en la defensa de los derechos de sus afiliados, ejerciendo el derecho de asociación profesional ante la justicia y resto de instituciones del Estado.

Por este motivo, entre otras acciones, AUGC remitía la pasada semana un escrito al Defensor del Pueblo en el que exponía esta carencia de medidas citada.

 

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad