El Gobierno británico ha dispuesto el confinamiento a partir de este martes de la ciudad de Leicester (centro inglés), debido al aumento de los casos de la covid-19, mientras que en el resto de Inglaterra se mantiene la desescalada programada.

Los comercios que venden artículos no esenciales y las escuelas permanecerán cerrados, en tanto que el plan para reabrir este sábado, 4 de julio, bares y restaurantes en Inglaterra quedará suspendido en Leicester, una ciudad con unos 400.000 habitantes.

Este es el primer confinamiento a nivel local desde que el Gobierno empezara este mes con la lenta suavización de las restricciones de movimiento impuestas a finales de marzo para contener la pandemia del coronavirus en el Reino Unido.

El 10% de todos los casos positivos de coronavirus en Inglaterra en la última semana corresponden a Leicester, según informó anoche en el Parlamento el ministro de Sanidad, Matt Hancock.

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad