“Cuanto antes, mejor”. El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ordenó a través de la vicepresidenta Carmen Calvo, justo antes de emprender la gira latinoamericana que llevó a cabo la semana pasada, resolver sin demora los indultos para los líderes independentistas condenados por el procés.

La vicepresidenta, responsable de la coordinación en el Gobierno, llamó a continuación a su despacho al ministro de Justicia, Juan Carlos Campo, que le confirmó que su departamento ya está ultimando los expedientes individualizados de las medidas de gracia para los nueve condenados por sedición, Oriol Junqueras entre ellos, después de que el Tribunal Supremo declaró cumplidas las penas por desobediencia impuestas a Santi Vila, Carles Mundó y Meritxell Borràs.

 

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad