El presidente del Gobierno regional, Emiliano García-Page, ha adelantado que las mascarillas dejarán de ser obligatorias en los espacios abiertos públicos de Castilla-La Mancha antes de que se termine junio. Ha sido uno de los titulares que ha dejado su discurso del acto institucional del Día de la Región que acoge Guadalajara.

El dirigente autonómico ha comprometido su firme decisión de que «el mes que viene» se elimine la obligatoriedad de estos elementos de protección en los espacios abiertos de la comunidad. Aunque no ha ofrecido ninguna fecha concreta más allá de ese horizonte temporal sí que ha recordado que fue el 21 de julio de 2020 cuando firmó el decreto de la región, «algo que cambiará el próximo mes, sin que se llegue a cumplir un año».

«Ahora tenemos un proceso de vacunación en marcha que nos lleva a estar enormemente positivos, aunque todavía no me atrevo a decir que optimistas», ha señalado Page.

El presidente ha recordado que en los primeros meses de la pandemia hubo mensajes contradictorios sobre la eficacia de las mascarillas hasta que se consolidó la opinión sobre su carácter beneficioso y ha revindicado «que fuimos pioneros en su distribución masiva al igual que los primeros en una ley de reserva de material sanitario».

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad