El Gobierno de Castilla-La Mancha estudiará levantar el confinamiento perimetral autonómico diez días después de que entren en vigor las nuevas medidas contra la COVID-19 y que se aprobarán en Consejo de Gobierno extraordinario este sábado 20 de febrero.

Así lo ha anunciado el presidente regional, Emiliano García-Page, en Ciudad Real que también ha avanzado que su Ejecutivo abordará mañana “modular controladamente” la apertura de las residencias de mayores a las visitas de los familiares, algo que Castilla-La Mancha mantiene vetado hasta la fecha. Sin embargo, ha recordado que en estos centros socio-sanitarios todavía hay contagios y no se ha podido concluir todo el proceso de vacunación para la inmunización de residentes y trabajadores.

“Lo hemos pasado tan mal, y entiendo a los familiares, residentes y trabajadores, pero nosotros también y queremos extremar precauciones”, aseguraba para justificar que el acceso al contacto entre residentes y familiares deberá realizarse poco a poco.

El presidente regional ha reconocido “preocupación” por la expansión de la variante británica del virus. “Nos está empezando a preocupar porque va a un ritmo acelerado” y sin embargo, no ha dudado en reafirmar que la región irá “soltando restricciones con prudencia para ir recuperando la Economía, de la mano de la salud”.

La Semana Santa, una “bombona de oxígeno” para la economía regional

García-Page asegura que la evolución de la pandemia en la región “está siendo extraordinaria y elocuente. Es proporcionada a las medidas adoptadas. No queremos ni ir más lejos ni quedarnos cortos sino aplicar el sentido común”. Y ya ha avanzado que Castilla-La Mancha afrontará la Semana Santa “en cuanto a la economía, y no hablo de las procesiones, como hicimos en verano que fue una bombona de oxígeno”.

“En Semana Santa administraremos una recuperación prudente de nuestra economía”, remarcaba el presidente castellanomanchego.

En la primera quincena de mayo, todos los mayores de 70 años, vacunados

El presidente regional se ha vanagloriado de haber tomado “medidas muy eficaces” contra el virus en los últimos “26 o 27 días” porque, añadía, “hemos caído vertiginosamente en la velocidad de contagios. Estamos como mínimo con la satisfacción de conciencia por las decisiones duras que hemos tomado”.

Además, ha asegurado que en la primera quincena de mayo estará vacunada “toda la gente mayor de 70 años. Con eso arreglamos el problema del 90% de la gente que es objetivo uno”.

“Me identifico con Feijóo y con Mañueco”

Durante su intervención, Page ha dicho sentirse “identificado con Feijóo y con Manueco” -los presidentes autonómicos de Galicia y Castilla y León, respectivamente- en la gestión autonómica de la pandemia. Ha dicho que le hubiera gustado que la “responsabilidad” estuviera en el Gobierno de España pero ha alabado a sus homónimos autonómicos, ambos del PP. “Siendo de uno u otro partido no escurren el bulto y están tomando decisiones”.

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad