Al menos una de cada tres personas en el mundo necesita rehabilitación en algún momento del curso de su enfermedad o lesión, lo que contrarresta la visión común de la rehabilitación como un servicio que solo requieren unas pocas personas.

Hoy 23 de marzo de celebra el Día Mundial de la Rehabilitación y el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de Castilla La Mancha (COFICAM) quiere destacar que la Fisioterapia es un pilar fundamental dentro del proceso de rehabilitación puesto que, “mediante la aplicación de los diferentes métodos, actuaciones y técnicas, se intenta contribuir a la mejora de los problemas principalmente de la esfera física y funcional de las personas a las que se desea mantener un nivel adecuado de salud, participando también en los aspectos de prevención de la enfermedad y de promoción de la salud”, afirma Helena Romay, fisioterapeuta y profesora de la facultad de Fisioterapia y Enfermería de Toledo (UCLM).

El éxito de un proceso de rehabilitación requiere incluir a todos los profesionales necesarios para poder abordar todas las esferas del paciente, a nivel físico, funcional, psicológico y social, manteniendo al paciente en el centro del cuidado e incorporando también a su familia. Debe ser un proceso en el que haya un alto nivel de colaboración entre todos los profesionales implicados, trabajando de manera armoniosa y eficaz, con una comunicación fluida y de cooperación extrema para poder establecer una estrategia consensuada y compartida y lograr así los objetivos del proceso rehabilitador”, señala Romay.

Herramientas fisioterápicas para la rehabilitación física.
Una vez realizado el diagnóstico de Fisioterapia, establecidos los objetivos y planificada la intervención, y siempre reevaluando los efectos obtenidos para volver a reprogramar, se ponen en marcha las técnicas y herramientas necesarias. En este sentido, son muy variadas e incluye desde por ejemplo pruebas eléctricas y manuales para determinar el grado de afectación, la fuerza muscular, pruebas para determinar las capacidades funcionales o la amplitud del movimiento articular, hasta medidas para valorar aspectos del sistema respiratorio, señala Romay.

Para los pacientes, la manera de afrontar el proceso rehabilitador depende mucho de la severidad del problema a tratar y personalidad. Como fisioterapeutas tratamos de vencer las barreras junto con el paciente y siempre que es posible apoyándonos en el equipo multidisciplinar. Una parte muy importante es este sentido es educar a los pacientes para desarrollar conocimientos y habilidades para la autoayuda, el cuidado, la gestión y la toma de decisiones, puntualiza la fisioterapeuta y profesora.

Por último cabe destacar que para Helena Romay, el creciente conocimiento sobre las necesidades de rehabilitación no satisfechas en muchos pacientes, debería incorporar la rehabilitación como un elemento clave del fortalecimiento del sistema de salud en todo el mundo”.

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad