El Gobierno de Castilla-La Mancha confía en contar ya esta semana con un calendario en el que se recoja la fecha de supresión de la obligatoriedad de llevar mascarillas en los espacios públicos de la comunidad. Así lo ha anunciado este lunes el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, durante la inauguración de la factoría Morchem en Fontanar (Guadalajara).

 

«Esta semana recibiremos la información de la Comisión Técnica nacional al respecto y podremos poner ya con un calendario como la fecha en la que ya no haya que llevar obligatoriamente las mascarillas en espacios al aire libre, que será a finales de junio o principios de julio», ha manifestad señalando que «hay que tomar medidas en proporción a la tolerancia y a la posibilidad de que sean útiles y prácticas».

 

Ha matizado que estos elementos de protección seguirán siendo necesarios en recintos cerrados como comercio y hostelería «durante bastantes meses».

 

Page ha defendido que la flexibilización de las medidas «es técnicamente defendible» y ha ensalzando «el gran avance» de proceso de vacunación en territorio castellano-manchego Así, ha destacado que esta semana se van a alcanzar el millón y medio de dosis administradas y ha aventurado que «a primeros de agosto» se alcanzará la inmunidad de grupo.

 

Además, ha enfatizado la buena evolución de la presión asistencial y ha destacado que este lunes es el lunes con mejor situación hospitalaria de los últimos 10 meses en la red sanitaria pública de Castilla-La Mancha.

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad