Castilla-La Mancha adelanta el toque de queda a las 10 de la noche en toda la región.

 

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha acordado este lunes adelantar el toque de queda a las 10 de la noche ante la mala evolución de la pandemia en esta región en las últimas semanas. Durante diez días toda la región tendrá restricciones de nivel 3 reforzado y sólo se permitirá salir de cada municipio “por motivos laborales, de formación y por cuestiones esenciales”, según ha explicado el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page.

Durante diez días se cierran bares, restaurantes, cafeterías y centros comerciales y superficies comerciales de más de 300 metros cuadrados y sólo se permite la apertura de comercios que vendan productos de primera necesidad. También se clausuran gimnasios, saunas y recintos deportivos cerrados así como cines, auditorios, museos y bibliotecas. En cuanto a los mercadillos, limitarán su aforo a un tercio y las autoescuelas y academias a un 50 %.

“Son decisiones amargas pero hay que tomarlas para salvar vidas y evitar que la presión asistencial en los hospitales llegue a estar colapsada”, ha añadido García-Page.

Evolución del Covid

Castilla-La Mancha superó el pasado jueves y viernes la cifra de 2.000 contagios por COVID en apenas 24 horas. Fueron las dos mayores cifras de nuevos positivos en un día desde el inicio de la pandemia. La incidencia acumulada también está disparada. La región es la tercera de España después de Extremadura y la Región de Murcia.

La pasada semana se adoptaron medidas contundentes contra el COVID, como por ejemplo, el confinamiento perimetral de la provincia de Ciudad Real y de todos sus municipios, así como adelantar el toque de queda a las 10 de la noche y hasta las 7 de la mañana o el paso a nivel 3 de todos sus municipios. Albacete y Toledo también pasaron a nivel 3 a nivel provincial el pasado viernes.

Por redaccion

Esta web utiliza cookies propias para su correcto funcionamiento. Al hacer clic en el botón Aceptar.    Ver Mas
Privacidad