Seis meses del nacimiento de la asociación protectora de gatos “enGatadas”

0
270
Asociación animalista
Asociación animalista

Seis meses de enGatadas.

EnGatadas nació en el mes de febrero de este año 2020 con la finalidad de gestionar de manera ética colonias felinas en Albacete mediante la aplicación del Método CER (Captura-Esterilización y Retorno a su lugar).

A fecha de hoy y, partiendo de cero recursos económicos y logísticos aunque con experiencia de años en trabajo de colonias y ciñéndonos para empezar únicamente en tres, en un cortísimo espacio de tiempo, tenemos un resultado de 17 gatos esterilizados, 24 gatos sacados de nuestras colonias, 12 de ellos ya felizmente adoptados, y 5 reservados.

Si un reducido número de personas es capaz de tales resultados ¿qué no se podría lograr si contáramos con apoyo institucional en un tema, no olvidemos, que es competencia del Ayuntamiento?.

Evidentemente contaría con el apoyo desinteresado de quienes damos gran parte de nuestro tiempo y energías en lograr una vida digna para los gatos de la calle situados en el escalón más bajo de toda consideración social.

Con ello se consigue en primer lugar proporcionar una existencia mejor a tantos gatos desahuciados de toda atención básica a pesar de tratarse de seres sintientes y, en segundo lugar, regular de manera ética una población felina que por descontrolada acarrea problemas de diversa índole en su interacción con el vecindario.

Durante el confinamiento no pudimos aplicar el CER y el nacimiento de camadas se ha disparado de manera exponencial, encontrándonos con un número de animales nacidos difícil de asumir y que sumados a los ya existentes dificultan enormemente poder continuar realizando nuestra labor.

Por ello instamos al Ayuntamiento en la persona del concejal correspondiente a que implemente el CER, al igual que se viene haciendo en otras muchas localidades.

Reiteramos nuestra colaboración, nuestra experiencia y nuestro empeño por hacer de Albacete una ciudad respetuosa con los animales algo que redundaría en los mismos pero también en la ciudadanía porque en realidad estamos hablando de una tolerancia entre convecinos, dado que los gatos callejeros forman parte de la ciudad.